Ser padres es para los valientes

3 May

Son muchos los meses sin pasarme por aquí, pero el cambio radical que se produce en tu vida cuando te conviertes en madre no es para menos. Llevo 5 meses siendo mamá. Bueno, más bien 5 meses + 9 de embarazo, porque si, desde el primer momento que sabes que estás embarazada entra en ti un miedo que jamás desaparecerá, así que yo lo contabilizo como tal porque te conviertes en una persona sufridora por naturaleza.

En mi  caso este miedo no es a lo desconocido, no es al “lo haré bien, lo haré mal”… el miedo es a que a tu bebé le pase algo. Y cuando digo algo es algo, por minúsculo que sea. Por eso, para mi, ser padres sólo es apto para personas valientes… y luego estoy yo, que si mi hijo lleva estreñido un tiempo yo llevo cagada desde que supe de su existencia.

Y es que las personas de tú alrededor no te ayudan durante el embarazo:

– Uy que delgada estás, no tienes tripa. (Parece que tienes que ponerte como una vaca matea, si no la gente no se queda tranquila. Pero en tu subconsciente se queda la cantinela: “¿me estaré alimentando bien? ¿el bebé estará cogiendo peso?”)

Pues la prima segunda de la vecina de la cuñada de mi hermano resulta que tuvo un parto complicadísimo, el niño venía de nalgas y haciendo el triple salto mortal, así que la matrona tuvo que subirse encima y bailar zumba porque oye, el niño no salía. (Y tú piensas, “¡mierda! No controlo el zumba”).

Una vez que nace la cosa no mejora…

Ah, ¿Qué duerme bien por las noches? Ya verás ya, llegarán los cólicos, los dientes, los virus del estómago… A lo que tu piensas: señora, ¿me puede dejar tranquila?

Uy, este niño tiene hambre. Uy, este niño tiene frío. Uy, a este niño le está dando el sol. Uy, este niño parece resfriado….

Así van pasando los meses, tu cada vez más enamorada de tu hijo y el mundo volviéndose cada vez más en un lugar lleno de peligros para él o, por lo menos, visto desde tus ojos, así que a una no le queda más remedio que volverse una drama madre hasta el fin de sus días. Que, de lo que te dan ganas en realidad, es de encerrarte en un búnker con tu hijo, alejada de todos esos peligros y comentarios que te ponen negra.

Yo intento poco a poco ir mejorando y que los miedos vayan desapareciendo. Al fin y al cabo llegará el día en que tu retoño eche a volar y tú te encomiendes a todas los santos de la historia de la cristiandad para que la educación que le has dado haya hecho mella en él, pero los comentarios vuelven a estar ahí:

– ¿Qué has salido con el niño a pasear? ¿Con este frío? ¿Con este aire? ¿Con esta niebla? Que te dan ganas de decir: Si, y con los piolets.

– ¿Qué os vais de viaje? ¿Y con el niño? No, al niño lo dejamos con la matrona en clases de zumba.

Conclusión: que o eres valiente por naturaleza o te conviertes en una drama madre sufridora que, al fin y al cabo, no está tan mal teniendo en cuenta que es algo muy made in Spain. La tercera opción es responder a todo bicho viviente dispuesto a comentar cualquier aspecto de tu embarazo o tu hijo, pero creo que esta tercera casilla no está disponible hasta que no vas camino del tercer retoño.

Ahora hablando en serio… ser padres es para los valientes, si. Tu vida cambia por completo y tú ya no existes, por lo menos, durante unos meses y surgen miedos e inseguridades. Claro que el amor que sientes y recibes es exponencialmente mayor, por no decir infinito. Nadie es capaz, más que ellos, de hacerte gruñir por las noches cuando les oyes llorar, acercarte a su cuna y que ese enfado se convierta en un amor incondicional cuando los ves que ya no lloran, que al verte se les ha puesto una sonrisa de oreja a oreja (¿quién es capaz de sonreír recién despierto? Otra vez nadie más que ellos).

Como os decía soy una madre cagueta por naturaleza, pero hay padres valientes, muy muy muy muy valientes y, si ellos son valientes, sus hijos todavía más. Es el caso de Rubén y Lydia y su hijo Mateo, un ángel precioso del cielo. Si queréis saber más podéis visitar la página web 1motivomilrazones o seguir la cuenta de Instagram @lylivive . Porque, como os decía, ser padres es para los valientes, el resto únicamente sobrevivimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: